Escoliosis dorsal

Una curva lateral entre la parte superior y media de la columna se conoce como escoliosis dorsal. Esta curvatura debe tener al menos 10 grados, medida con el Ángulo de Cobb. Si la curva se encuentra hacia la derecha se denomina dextroscoliosis y si es hacia la izquierda levoscoliosis.

Una curva lateral en la parte superior y media de la columna se conoce como escoliosis dorsal.

La escoliosis dorsal afecta directamente a la región de la caja torácica. Es por ello que la mayoría de los pacientes que padecen esta enfermedad encuentran que las costillas y el esternón también sufren una deformidad.

Al igual que los demás tipos de escoliosis, la escoliosis dorsal también afecta más al género femenino que al masculino.

Es común ver que la curvatura se desarrolla desde la zona dorsal hasta la lumbar, si este fuera el caso entonces estamos en presencia de escoliosis dorsolumbar.

La escoliosis dorsal puede ser clasificada de acuerdo a la causa que la origina como degenerativa, neuromuscular o congénita.

Síntomas de la Escoliosis Dorsal

Los pacientes que no han alcanzado la madurez esquelética tienden a agravarse. En algunos casos se ha visto disminuida la capacidad pulmonar, las actividades físicas son limitadas y existe una presión mayor sobre órganos vitales como el corazón.

El primer signo para determinar escoliosis dorsal es una caja torácica asimétrica. La altura desigual de los hombros es otro síntoma frecuente.

En casos de escoliosis dorsal, el omoplato del paciente se ve más prominente de lo normal. Se ha evidenciado una caja torácica girada como consecuencia de una espina dorsal curvada.

Entre las personas que padecen de escoliosis dorsal, podemos encontrar también estos síntomas:

  • Funcionalidad motora limitada.
  • La musculatura no es uniforme a la altura del tórax, el paciente realiza un esfuerzo físico mayor a un lado de la columna vertebral por causa de la escoliosis. Esta musculatura desigual también puede atribuirse a un problema en el sistema nervioso debido a la escoliosis.
  • El dolor por esta enfermedad concentrado en la espalda, los hombros y el cuello.

En los casos graves de escoliosis dorsal se puede presentar:

  • Problemas cardiacos y/o respiratorios.
  • Costilla u omoplato prominente debido a la rotación de la caja torácica.

Causas de la Escoliosis Dorsal

Escoliosis idiopática dorsal. Más de la mitad de los casos de escoliosis dorsal no tiene causa conocida, están clasificadas como idiopática. Aunque estudios recientes han concluido que la escoliosis idiopática torácica en adolescentes es causada por la genética, pero estos resultados no son definitivos.

Escoliosis neuromuscular dorsal. Está asociada a los nervios y músculos directamente. Tal como la espina bífida, tumores y lesiones en la médula espinal que puede conducir a la distrofia muscular y parálisis.

Escoliosis congénita dorsal. Este tipo de escoliosis se desarrolla durante el embarazo, entre la 3-6 semana. Ocurre cuando las costillas o vertebras fracasan en su formación normal.

El tratamiento de la Escoliosis Dorsal

En el 90% de las personas tienen curvatura leve y no requiere un tratamiento activo, sin embargo deben ser monitoreados constantemente para verificar que no esté aumentando la deformidad, sobre todo en la etapa adolescente por el proceso de crecimiento. Si se determina que aumenta la curvatura, el médico planteará un tratamiento efectivo con el fin de evitar su progresión.

El tratamiento para escoliosis dorsal en cada paciente es distinto y dependerá de:

  • El sexo del paciente.
  • La edad.
  • Grado de curvatura.
  • Progresión de la curva
  • La edad ósea (distinta a la edad cronológica).
  • Gravedad de los síntomas incluyendo la dificultad para respirar.
  • Presencia de cifosis.
  • Intensidad del dolor.

Las personas que requieren tratamiento inmediato serán aquellas que presenten problemas graves de pulmón y/o corazón. Una curvatura mayor a 10 grados debe ser tratada con terapia física u otros métodos no invasivos y en casos severos no queda otra opción más que la cirugía.

A los niños que padecen esta enfermedad se les ha recomendado ejercicios de respiración para aliviar el problema. Si el menor presenta curvas en el rango de 25 y 45 grados se recomienda seguir tratamiento con arriostramiento para evitar que la curva progrese en el proceso de crecimiento de la columna vertebral.

Tratamientos alternativos

Quiropraxia. El tratamiento quiropráctico ha sido controversial con respecto a la escoliosis dorsal. Aunque muchos pacientes han encontrado alivio al dolor agudo (a corto plazo) con este método.

Acupuntura. De los tratamientos alternativos, la acupuntura es la menos recomendada. No existe evidencia científica de su eficacia sobre la escoliosis dorsal.

Yoga. El yoga está destinado a mejorar la posición de los músculos a través de estiramientos continuos y con ejercicios de respiración. Tampoco se ha probado mejorías de la escoliosis dorsal aplicando esta técnica.

Masajes. Muchas personas han encontrado alivio a los problemas musculares causados por escoliosis torácica haciendo terapia de masajes. Se debe tener especial cuidado cual técnica aplicar, porque son muchas y muy variadas. Asegúrese que el profesional del masaje esté licenciado por institutos reconocidos.

Pilates. Recomendado para personas con escoliosis dorsal leve. Con Pilates se fortalecen los músculos que rodean la columna vertebral, reduciendo los dolores de espalda. Los ejercicios con Pilates han venido cobrando fuerza dentro de los tratamientos no quirúrgicos.

Cirugía de la Escoliosis dorsal

Se ha desarrollado una nueva técnica para pacientes que todavía no han alcanzado la madurez esquelética. El procedimiento lleva por nombre Costilla Protésica Vertical Extensible de Titanio (VEPTR, por sus siglas en ingles), esta técnica busca ampliar el pecho y enderezar la columna mediante una varilla de metal colocada debajo del omoplato en forma curva, de manera que encaje entre la parte posterior del tórax y la espina dorsal. La cirugía VEPTR es extensa.

El crecimiento del niño no representa un problema, pues la prótesis se expande dos veces por año, pero esta vez en cirugía ambulatoria. Para someterse a esta intervención, el niño debe ser mayor de 6 meses y menor de 14 años en género femenino y 16 años en masculino.

Por ser una nueva técnica, son limitados los centros que la emplean.

Impacto de la Escoliosis Dorsal en el sistema respiratorio

La escoliosis dorsal puede conducir al Síndrome de Insuficiencia Torácica (TIS por sus siglas en ingles). Es una incapacidad a nivel del tórax de alcanzar una respiración normal y el crecimiento pulmonar.

Todo lo que conforma el tórax incluyendo las costillas y el esternón necesita espacio para que los pulmones cambien ese volumen para respirar.

La deformidad que causa la escoliosis dorsal limita al motor respiratorio. La curvatura y las costillas fusionadas pueden presionar al pulmón e impedir su rendimiento óptimo.

Si la escoliosis es muy pronunciada puede conducir a sufrir de disnea, incluso un niño puede requerir oxigeno o ventilación artificial.