Ejercicios de fisioterapia para la escoliosis

La fisioterapia para la escoliosis, son una serie de ejercicios terapéuticos que ayudan a fortalecer la musculatura de la columna vertebral. La terapia física se utiliza principalmente para tratar escoliosis leve y moderada.

La fisioterapia para la escoliosis, son una serie de ejercicios terapéuticos que ayudan a fortalecer la musculatura de la columna vertebral.

Los ejercicios terapéuticos pueden variar de acuerdo a la gravedad de la escoliosis. El fisioterapeuta será el especialista encargado de evaluar el tratamiento correcto para cada paciente.

Existen varios parámetros que se deben tomar en cuenta para comenzar un tratamiento de corrección con fisioterapia, tenemos el grado de desviación, la edad del paciente, la madurez ósea y la disposición del paciente para realizar la rutina de ejercicios.

Diagnósticos fisioterapéuticos

El 90 % de las curvas escoliótica presentan un patrón concreto en cada paciente, de acuerdo a esto los especialistas podrán establecer ejercicios específicos adecuados a cada caso. Identificar el tipo de curvatura presente ayuda a realizar una mejor terapia.

El diagnóstico a través de una radiografía, es uno de los más utilizados por los especialistas. También se puede realizar un pronóstico de la progresión de la curvatura, mediante la madurez ósea.

Para efectuar la fisioterapia basada en un diagnóstico, podemos usar dos métodos muy importantes: la nomenclatura de Schroth y el método de Klapp.

Método Schroth para el tratamiento de la Escoliosis

Esta nomenclatura se basa en un método para tratar las afecciones de la columna, tanto en el plano tridimensional como en el plano sagital. Este método de fisioterapia fue desarrollado para reducir el dolor, prevenir la progresión y corregir la asimetría.  Se basa en el trabajo muscular complementado con la rotación, además de enfocarse en tres principios básicos que son: el autoestiramiento, la respiración y la fijación de la pelvis.

Método de Klapp para el tratamiento de la escoliosis

Otros ejercicios para la escoliosis, son los basados en el método de Klapp. Este tratamiento tiene la particularidad de colocar al paciente con escoliosis en posición de gateo para su ejecución. Con estos ejercicios se logra movilizar activamente la columna y activar los músculos espinales, trabajando tanto el lado cóncavo como el lado convexo. En este método se trabajan principalmente los músculos espinales, interescapulares y abdominales.

Ejercicios de fisioterapia para el tratamiento de la escoliosis

Cada paciente tendrá, de acuerdo a su diagnóstico, una rutina de ejercicios recomendada por su especialista. Los ejercicios que veremos a continuación están destinados para corregir y mejorar la escoliosis, sin embargo antes de realizarlos debe consultar a su fisioterapeuta.

Ejercicio 1

Con las rodillas y palma de las manos apoyadas en el piso, extendemos la cadera. Si deseamos trabajar para una escoliosis lumbar derecha, extendemos hacia atrás la pierna izquierda. Si deseamos trabajar una escoliosis lumbar izquierda, extendemos hacía atrás la pierna derecha.

Debemos mantenernos en cada posición alrededor de 20 segundos, regresando siempre a la posición inicial luego de finalizar cada movimiento. Se recomienda realizar de 10 a 15 repeticiones diariamente.

Ejercicio 2

Con la ayuda de una barra realizar un estiramiento dorsal, debemos tomar la barra con las manos y suspendernos de forma asimétrica. Colocamos las manos hacia el frente separando los brazos a la medida del ancho de los hombros.

Comenzaremos con ambas manos y levantando el pie izquierdo un poco más que el pie derecho, estirándonos lo máximo posible en forma lateral, teniendo precaución de acuerdo a nuestro grado de escoliosis. Mantener esa posición por 10 segundos y repetir, ahora levantando el pie derecho un poco más que el pie izquierdo, estirándonos ahora hacia el otro lado. Realizar de 10 a 15 repeticiones.

Ejercicio 3

En posición a gatas estiramos el brazo derecho hacia adelante con el codo estirado para trabajar la escoliosis dorsal izquierda. Para tratar la escoliosis dorsal derecha estiramos el brazo izquierdo hacia adelante con el codo estirado.

Cada posición debe tener una duración de al menos 20 segundos, regresando siempre a la posición inicial luego de finalizar cada movimiento. Se recomienda realizar de 10 a 15 repeticiones.

Ejercicio 4

Colóquese en posición de espalda al piso, piernas levantadas y flexionadas.  El brazo derecho lo dejamos a un costado del cuerpo y el brazo izquierdo paralelo al suelo y extendido sobre la cabeza.

Girar la cadera llevando las piernas flexionadas hacia la izquierda del suelo. Mantener esa posición por 10 segundos, volver a la posición inicial y repetir el ejercicio pero ahora hacia el lado derecho.  Realizar de 10 a 15 repeticiones.

Ejercicio 5

En posición cuadrúpeda, combinamos la extensión de los miembros superiores  y los miembros inferiores.

Para la escoliosis dorsal derecha y lumbar izquierda, llevamos el brazo izquierdo hacia delante con el codo extendido junto con la posición de la pierna derecha hacia atrás con la rodilla extendida.

Para una escoliosis dorsal izquierda y lumbar derecha llevamos el brazo derecho hacia adelante con el codo extendido junto con la posición de la pierna izquierda hacia atrás con la rodilla extendida.

Cada posición debe tener una duración de al menos 20 segundos, regresando siempre a la posición inicial luego de finalizar cada movimiento. Se recomienda realizar de 10 a 15 repeticiones.

Ejercicio 6

Para trabajar la movilidad de la columna, nos colocamos en posición a gatas y como si estuviésemos marchando, moviendo manos y rodillas opuestas de forma simultánea con desplazamiento cruzado.

Las rodillas no se deben levantar durante el movimiento y el brazo debe avanzar en forma de semicírculo. Hacer los movimientos por 10 segundos y luego descansar. Realizar de 10 a 15 repeticiones una vez al día.

Ejercicio 7

Sentados en una superficie plana y firme, inspiramos y levantamos los brazos con los codos extendidos hacia arriba por 10 segundos, luego exhalamos y regresamos a la posición inicial con las manos sobre nuestras piernas.

Parados sobre el suelo realizamos el mismo ejercicio anterior, hacer de 10 a 15 repeticiones una vez al día. Con esto lograremos un estiramiento axial activo de la columna vertebral.

Recomendaciones para realizar ejercicios de fisioterapia

  • Los ejercicios se deben realizar de una manera pausada y controlada.
  • En cada ejercicio debemos notar y sentir el estiramiento de los músculos.
  • La respiración debe ser lenta y profunda, inhalando y exhalando con cada movimiento.
  • El tiempo de espiración debe ser mayor que el de inspiración.
  • Las posturas se deben deshacer pausadamente y tomando aire.
  • Los estiramientos deben ser realizados gradualmente para no sufrir ningún daño.
  • Podemos realizar un ejercicio diferente cada día.

No olvide consultar a un especialista, este será el indicado para diagnosticar y recomendar los ejercicios apropiados para mejorar su condición.