La escoliosis: mitos y realidad

La escoliosis es una curvatura lateral anormal de la columna vertebral, que puede tomar forma de “S” o “C”. El desarrollo de esta condición es el mayor miedo que experimentan los pacientes y es por ello que se han creado uno que otro mito sobre la escoliosis.

mito sobre la escoliosis

Esta falsa información no es favorable para sobrellevar la deformación de la columna.

En un esfuerzo por corregir esa información y objetar cualquier mito sobre la escoliosis, les presentamos algunas respuestas objetivas a estas creencias.

1.- Las mujeres con escoliosis corren peligro al salir embarazadas

Ser diagnosticada con escoliosis no significa que usted no será capaz de tener hijos o presentará un parto con problemas. Este es un mito sobre la escoliosis bastante común.

Es cierto que la escoliosis en el embarazo puede presentar alguna complicación, pero bajo una buena supervisión médica no tendrá mayores problemas.

Es importante que el médico anestesiólogo también conozca hasta los mínimos detalles de su condición, en el caso de requerir epidural durante el parto. Este debe estar consciente del tipo y grado de curvatura de la columna.

escoliosis idiopática2.- Llevar una mochila pesada puede causar escoliosis

Este mito sobre la escoliosis parte del concepto de que muchos de los casos de niños son diagnosticados con escoliosis, sin causa conocida (idiopática) y se la atribuyen a la mochila.

Se han abierto numerosos debates para sugerir que las mochilas pesadas son la causa de la escoliosis en los niños. Existe evidencia científica de muy buena fuente y al alcance del público que rechaza esta afirmación.

Tampoco queremos decir que el uso prolongado de una mochila pesada en la espalda no va a afectar a la columna vertebral, pero ya está demostrado que no causa la escoliosis.

3.- Si te diagnosticaron escoliosis debes ir a cirugía

cirugía y escoliosis

Muchas personas que son diagnosticadas con escoliosis presuponen que la única solución es la cirugía, pero esto no es del todo cierto. La verdad es que la mayoría controla sus síntomas con tratamientos alternativos que distan mucho de una cirugía.

Es lógico que el mayor temor del paciente sea entrar a un quirófano, pero esto solo se recomienda si la curva es muy pronunciada o crece rápidamente. Usted necesita revisar su columna vertebral regularmente, para descartar que la curva no se esté haciendo más grande.

Se puede iniciar un tratamiento con ejercicios, incluyendo la fisioterapia con la finalidad de fortalecer y estabilizar la columna vertebral. Y en caso de presentar mucho dolor, debe recurrir a medicamentos antiinflamatorios o inyecciones epidurales.

4.- Si me someto a una cirugía de escoliosis, puedo quedar paralítico

Otro mito sobre la escoliosis con respecto a la cirugía es la parálisis. Las personas piensan que existe un gran riesgo de quedar paraliticas al someterse a una cirugía de espalda.

La realidad es que las probabilidades de parálisis son muy pequeñas y ocurre muy rara vez. Los cirujanos expertos en esta condición evalúan los riesgos. Si concluyen que el peligro es grande descartarán la intervención quirúrgica.

La gran mayoría de los pacientes que pasan por cirugía para corregir la curvatura anormal de la columna, llevan una vida completamente normal.

Luego de la cirugía deberá permanecer unos días de reposo y cuando el médico lo indique podrá volver a su rutina diaria. En poco tiempo podrá practicar deportes de baja intensidad.

Es importante que luego de una cirugía de escoliosis, se consulte al especialista antes de practicar cualquier deporte de alta intensidad o que implique el levantamiento de peso.

prevenir la escoliosis5.- La escoliosis se puede prevenir o evitar

Muchos padres se culpan cuando a sus hijos son diagnosticados con escoliosis, pensando que de alguna manera hubiesen podido evitarla. Lo cierto es que incluso con el progreso de la tecnología y el avance de la ciencia, hoy en día la escoliosis no puede ser prevenida.

Como ya comentamos anteriormente la mayoría de los casos son de origen desconocido (idiopático) lo que hace aún más difícil evaluar una posible prevención (si es que la hubiere).

Pero en definitiva este mito sobre la escoliosis no es tan descabellado, porque actualmente se siguen haciendo investigaciones para determinar las causas y cómo prevenir la condición. Sin embargo, hasta la fecha no se ha podido determinar. Esperemos que en algún momento deje de ser mito y se convierta en realidad.

6.- Se puede revertir la escoliosis con terapias alternativas

La mayoría de las personas con curvas poco severas descartan la idea de una cirugía y prefieren seguir terapias alternativas. Lamentablemente muchas de ellas piensan que su condición se puede revertir con estos tratamientos.

Es necesario informarles que los ejercicios o cualquier terapia alternativa no están destinados a revertir la curvatura anormal de la columna vertebral. Pero estas técnicas bien empleadas si pueden ralentizar e incluso detener la progresión de la curva.

Se ha observado un efecto positivo sobre el dolor causado por escoliosis al realizar terapia. Pero en ningún caso se ha probado clínicamente una reversión de esta condición.

7.- La escoliosis se puede revertir al crecer, porque la columna vertebral se estira

Es todo lo contrario, en la adolescencia la condición puede empeorar porque el niño comienza a crecer rápidamente. Es otro mito sobre la escoliosis, porque la escoliosis no se revierte por sí sola. La única manera de revertir la condición y volver tener la columna derecha es con cirugía, lamentablemente.

El niño puede parecer tener la columna derecha y en un corto periodo de tiempo comienza a mostrar signos de curva.

8.- La persona con escoliosis siempre tiene dolor

Esto no es cierto del todo. Los casos de escoliosis son distintos y en algunos de ellos el dolor es nulo. Incluso entre los pacientes que sienten dolor, este variará enormemente de una persona a otra.

La magnitud de la curva causada por escoliosis no es proporcional al dolor. Existen pacientes con una curvatura pronunciada (de 40° o 50°, medida con el ángulo de Cobb) sin dolor o dolor tenue y pacientes con curvas suaves (menores de 20°) con dolor intenso y persistente.

9.- La escoliosis solo afecta a las mujeres

Este mito sobre la escoliosis se ha difundido porque estadísticamente la escoliosis es más común en mujeres que en hombres. En la adolescencia esta estadística se acentúa aún más, las niñas superan 10 a 1 a los niños.

Pese a que las estadísticas arrojen este resultado, la escoliosis afecta a ambos sexos aunque en distintas proporciones.

10.- Es peligroso practicar deporte si fue diagnosticado con escoliosis

los mitos de la escoliosis

Nada más alejado de la realidad. Las personas con escoliosis deben mantenerse activas y de ser posible practicar deportes aeróbicos para fortalecer la musculatura que rodea la columna vertebral.

No puede esperar revertir su progresión, pero con ejercicios de estiramiento y terapia encontrará alivio del dolor. El médico puede recomendarle ejercicios puntuales que le pueden ayudar a vivir con escoliosis y llevar una vida normal.

Mito sobre la escoliosis: Conclusión

Millones de personas viven con curvas dorsales en su columna vertebral y en busca de una solución se encuentran con estos mitos sobre la escoliosis, que se crean amparados por la gran desinformación que existe sobre esta condición. El objetivo de este artículo fue desenmascarar esta falsa información.