Tratamiento para la escoliosis

La escoliosis es un problema lumbar que se produce en la espalda, a consecuencia de una torcedura de la columna vertebral. Normalmente, tiene forma de letra C o de letra S. sin embargo, la escoliosis tiene grados de relevancia. De esta manera, podemos encontrarnos con problemas de escoliosis de carácter leve o grave, o temporal o permanente. Conocer el tipo de escoliosis que padecemos es extremadamente importante a la hora de determinar el tipo de tratamiento que necesitamos.

Tratamiento para la escoliosis

Existen bastantes tipos de tratamiento para la escoliosis, y todos ellos son bastante variados y dependerán de la gravedad del problema que estemos padeciendo. Con un tratamiento podremos, bien resolver el problema haciendo que la columna recupere su posición original, o bien aliviar los dolores que causa el hecho de tener la columna vertebral torcida en una dirección determinada.

Cabe destacar en este punto que la mayoría de escoliosis no requieren de un tratamiento demasiado específico o gravoso para la persona que sufre este problema. En la gran mayoría de los casos el problema será posible de resolver o de mitigar sin que sea necesario un tratamiento tan complicado como una cirugía.

Sin embargo, también tenemos que mencionar que las causas exactas que causan la escoliosis son desconocidas, aunque actualmente existen numerosos proyectos de investigación para determinar por qué se produce. Si no sabemos qué causa exactamente la escoliosis, los tratamientos que podemos encontrar no van a ser el uso de fármacos, sino que encontraremos tratamientos mucho más rudimentarios.

De esta manera, para comenzar con el tratamiento de un problema de escoliosis lumbar, lo primero que debe hacerse es acudir a un médico que determine si el problema es muy grave o si, por el contrario, no lo es.

Para ello, el médico tendrá que hacernos una serie de preguntas y averiguar qué es lo que ha podido originar la escoliosis. Nos hará preguntas sobre nuestra edad, nuestros antecedentes familiares y otra serie de datos. En segundo lugar, tendrán que realizarnos una exploración física que determina la forma en C o en S de la curvatura, y lo que es más importante, el ángulo exacto en el que esta se tuerce.

Como corregir la escoliosis

Tratamientos para la escoliosis

Para aquellos casos en que nos encontremos con una escoliosis que haya sido diagnosticada como temporal o leve, normalmente una revisión al médico de manera periódica será suficiente. El especialista simplemente se limitará a hacer una observación regular de nuestra columna vertebral, para ver si esta recobra o no su forma recta natural.

Generalmente, en la mayoría de los casos, esto es lo que sucede. Si la curvatura sufre mejorías, simplemente tendremos que seguir acudiendo a realizar exploraciones físicas con regularidad, una regularidad que suele ser de entre 4 a 6 meses. Si por el contrario el médico ha determinado que el problema de escoliosis ha empeorado, en este caso pueden dar un paso más en el tratamiento para tratar de corregir o mitigar el problema.

El siguiente paso en el tratamiento de una escoliosis, es la colocación de un corsé ortopédico en el paciente. El corsé se colocará sobre aquellos casos de una escoliosis que ha empeorado en lugar de haber ido a mejor, o en aquellos casos en que la curvatura tiene un ángulo situado entre los 25 y 40 grados. Sin embargo, también es cierto que este corsé ortopédico se usa, sobre todo, sobre pacientes adolescentes que cumplen esta serie de requisitos.

El corsé simplemente se limita a apretar la zona inferior de nuestro tren superior, de tal manera que, en gran medida, impide el movimiento y la progresión de la torcedura de la espalda. Cuando un adolescente está creciendo, lo hace de una manera realmente rápida, y un corsé ortopédico puede hacer que la columna crezca de manera recta y natural.

Sin embargo, para aquellos casos que son más graves, en que la torcedura de la espalda tiene un ángulo superior a 15 grados, o en los que encontramos que los pacientes son muy pequeños y tienen un problema por causas genéticas, la solución a la que más recurren los especialistas es a la cirugía.

Con una operación no solamente se logrará corregir los posibles defectos de malformación que se tengan en la columna vertebral, sino que, además, hace que no se empeore. Por ello, los pacientes suelen ser niños de corta edad, para que su espalda crezca de la manera más recta posible, y pacientes con una escoliosis más grave, ya que la única solución es la más drástica.

Escoliosis tratamiento

Sin embargo, podemos ayudar a cualquier tipo de tratamiento que tengamos con un ejercicio más o menos frecuente.

El ejercicio, por regla general, es bastante bueno para nuestra salud, y en algunos casos podemos encontrar rutinas de ejercicio que ayudan a mejorar la postura natural de nuestra espalda. Solamente debemos tener cuidado de no realizar ni llevar a cabo ejercicios de fuerza que puedan sobrecargar nuestra espalda con peso, ya que podríamos hacernos bastante daño. Pero lo cierto es que realizar ejercicio de una manera regular, puede ayudar a que el problema mejore y a que los dolores no sean tan intensos.