Cirugía de escoliosis

Cirugía de escoliosis
Califica este artículo

La cirugía de escoliosis es un tratamiento quirúrgico invasivo, usados para corregir las deformaciones de la columna vertebral. Es principalmente un proceso donde se fusionan y alinean las vértebras. Estas intervenciones deben ser realizadas por médicos cirujanos especialistas en columna vertebral.

La cirugía de escoliosis es un tratamiento quirúrgico invasivo

Este procedimiento se emplea para pacientes con escoliosis graves, donde la curvatura es mayor a 45°, en donde se podrá obtener como resultado la rectificación de la desviación lateral de la columna o detener el progreso de la enfermedad.

Procesos previos a la cirugía de escoliosis

Procesos previos a la cirugía de escoliosisEl primer paso antes de someterse a una cirugía de escoliosis, es recibir una evaluación médica especializada, con la finalidad de obtener un diagnóstico acertado.

Se realizarán los exámenes preoperatorios correspondientes, que incluirán: análisis de sangre, radiografías, examen neurológico, resonancia y tomografía.

Luego del diagnóstico, el médico le indicará la técnica quirúrgica que será utilizada. Se podrán usar fijaciones o injertos, a veces puede ser aplicada más de una técnica según sea el caso.

Antes de una cirugía se recomienda estar saludables, así evitará contratiempos antes y después de la intervención.

Algunos centros quirúrgicos requieren de donantes de sangre para realizar la cirugía. Es importante que busque previamente candidatos que le puedan ayudar a cumplir con este requisito.

Tres o cuatro meses previos a la cirugía, se puede realizar lo que llamamos una tracción de halo-gravedad. Consiste en un anillo metálico que se adapta al cráneo, está fijado a un chaleco que usará el paciente, con la finalidad de inmovilizar la cabeza, cuello y estirar la columna vertebral.

Durante la cirugía de escoliosis

Se recomienda el uso de anestesia general para realizar la cirugía de escoliosis. A través de una o varias incisiones en la espalda o pecho, los cirujanos podrán acceder hasta la columna vertebral del paciente.

Las incisiones realizadas por la espalda reciben el nombre de abordaje posterior y las incisiones  hechas por el tórax se denominan toracotomía. En algunas ocasiones los especialistas pueden realizar ambas en una misma cirugía.

Debemos recordar que como todo tratamiento invasivo, las cirugías conllevan un riesgo durante su ejecución. Debemos aclarar con el médico tratante todas las dudas que tengamos antes de la intervención.

Existen varias técnicas quirúrgicas que se pueden emplear para la corrección de la curvatura anómala de la columna vertebral. Durante el proceso quirúrgico se pueden aplicar técnicas como: la fusión vertebral in situ, cirugía sin fusión, resección de hemivértebra, cirugía en armonía con el crecimiento, sección del Filum Terminale y costoplastia.

Fusión vertebral in situ

Este tipo de operación es una de las más comunes y usadas para tratar la escoliosis. La fusión se realiza utilizando un injerto óseo, el cual puede ser a través de un donante mediante un banco de huesos o a través del mismo cuerpo, usando un hueso autólogo tomado de la cadera del paciente.

La finalidad de esta fusión ósea es formar una masa de unión sólida en las vértebras afectadas, haciendo que estas se vuelvan rígidas y se detenga la curvatura de la columna.

Durante la cirugía de escoliosisEsta fusión vertebral normalmente va acompañada de la colocación de una instrumentación, que consiste en barras metálicas sujetas con ganchos y tornillos para sostener a las vértebras. Estos implantes ayudan a mantener la columna en una posición y ángulo correcto.

La finalidad de la fusión vertebral in situ es evitar una deformidad mayor, mediante una técnica donde los fracasos son mínimos.

Cirugía sin fusión

La cirugía sin fusión está indicada para pacientes de corta edad,  consiste en implantes de titanio en la caja torácica con la finalidad de expandir la cavidad y enderezar la columna mientras el paciente crece.

Resección de hemivértebra

Consiste en remover la hemivértebra causante de la escoliosis, esta vértebra deformada suele tener forma triangular y de acuerdo a su localización la curvatura puede ser de mayor o menor grado.

La remoción de la hemivértebra se puede realizar por diferentes lados de la columna, bien sea por detrás, por delante o ambos lados. Luego de ser removida, la cirugía podrá necesitar el uso de instrumentación para fusionar las vértebras superiores e inferiores a la hemivértebra.

Cirugía en armonía con el crecimiento

En este tipo de cirugía tenemos los procedimientos de distracción, crecimiento guiado y sistemas de compresión.

Después de la cirugíaProcedimientos de distracción. Son barras expansibles que se implantan en las vértebras, con la finalidad de mejorar la escoliosis, a través del control de la deformación de la columna vertebral durante el crecimiento.

Estas barras atraviesan la curvatura de la columna por encima de ella y sus extremos se atornillan y ajustan con ganchos. El procedimiento de distracción se realiza generalmente en etapa temprana como un método previo, para luego del crecimiento realizar una corrección vertebral.

Crecimiento guiado. Como su nombre lo indica, consiste en guiar el crecimiento correcto de la columna vertebral, a través de alambres, barras y tornillos. Esta serie de instrumentos son implantados en los extremos de la columna y van dirigiendo su crecimiento.

Sistemas de compresión. Es una cirugía que limita el crecimiento lateral anómalo de la columna vertebral, generalmente en el lado convexo bajo una compresión y fusión de la curva, logrando de esta manera el crecimiento normal de la parte cóncava.

Sección del Filum Terminale

Identificado con las siglas SFT, esta innovadora intervención quirúrgica mejora y detiene la escoliosis, se realiza bajo anestesia local y normalmente la cirugía tiene una duración de 30 minutos

La sección del Filum Terminale consiste en la alteración de la mecánica de la columna, a través de una microcirugía del hueso sacro, en que se suprime la fuerza flexora del ligamento que estira la columna vertebral.

Costoplastia

Consiste en una cirugía donde se reduce la deformación de la columna torácica a través de la resección de las costillas. Esta intervención puede en algunos casos ocasionar neumotórax, hemotórax y derrame pleural.

Después de la cirugía

Luego de ser sometidos a una cirugía de escoliosis, se recomienda tener a una persona que lo ayude en las tareas básicas al menos por las dos primeras semanas posteriores a la alta médica.

También es posible que su médico le recomiende el uso de un corsé para inmovilizar la columna vertebral y posteriormente se le podrá aconsejar fisioterapia para una rápida y mejor recuperación.

Para el manejo del dolor el médico le indicará medicamentos que lo ayuden por algunos días, así como el uso de antibióticos para evitar cualquier complicación.

Para una rápida recuperación luego de una cirugía, se recomienda tener una dieta balanceada y tomar abundantes líquidos.

La progresión de la escoliosis es una realidad en algunos casos, sobre todo cuando la curvatura es mayor y si el paciente aún se encuentra en la etapa de crecimiento. Otro factor importante de progresión es el género, las estadísticas indican que la progresión es mayor en mujeres que en hombres.

Complicaciones de una cirugía

  • Dolores recurrentes en la zona lumbar.
  • Infecciones.
  • Progresión de la escoliosis.
  • Daños al sistema nervioso
  • Hemorragias.
  • Problemas respiratorios.
  • Depresión post-operatoria.