Escoliosis estructurada y no estructurada

Escoliosis estructurada y no estructurada
Califica este artículo

La escoliosis estructurada es una deformidad rígida

La escoliosis, es una desviación lateral de la columna vertebral, que  origina una curva de más de 10 grados, con alteraciones anatómicas. Esta curvatura anormal está clasificada como escoliosis estructurada y no estructurada,  en algunos casos se conoce su causa en otros no.

Esta anomalía de la columna vertebral es motivo de preocupación y estudio, ya que al comienzo, no se manifiesta dolor alguno. El diagnostico de una enfermedad como la escoliosis causa angustia, al no conocer acerca  de su evolución, en algunos casos puede ser poco relevante.

Esta desviación es una problemática de salud y en la mayoría de los casos, no se sabe que lo causa. Normalmente las curvaturas leves, solo necesitan de controles periódicos, otros con curvaturas mayores necesitan tratamiento y dependiendo de su evolución una cirugía correctiva.

Escoliosis estructurada

La escoliosis estructurada es una deformidad rígida, en donde existen deformidades de los discos, vertebras y costillas. Implica curvatura lateral y rotación axial (radial) de las vértebras, que puedan ser leves o severos, en función del grado de rotación.

La escoliosis estructurada ocurre cuando la columna vertebral ha sufrido alteraciones anatómicas en alguno de sus cuerpos vertebrales. Presenta una curvatura permanente acompañada de una rotación.

No se puede corregir sin una acción directa sobre la columna, ya que su origen es óseo, muscular o neuropático (dolor en el sistema nervioso).

Signos presentes en la escoliosis estructuradaPosee ciertas características que la diferencia de la escoliosis no estructurada:

  • Está asociada a alteraciones de elementos intrínsecos y extrínsecos.
  • Contracturas del tejido blando en la concavidad.
  • Alteraciones vertebrales en láminas, cuerpo y apófisis.
  • Tiene una rotación vertebral fija.
  • Acuñamiento (aplastamiento) lateral.
  • Forma trapezoidal del cuerpo vertebral (forma irregular).

También este tipo de escoliosis puede ser congénita, está presente al nacer, y ocurre cuando las costillas o vertebras del bebé no se forman apropiadamente, esto ocurre cuando:

  • La columna rota sobre su eje a la vez que se incurva (no tiene la curva normal).
  • Existe apófisis espinosa (abultamiento óseo) que rota hacia la concavidad de la curva mayor.
  • Por deformidad, que aumenta con el crecimiento.

Signos presentes en la escoliosis estructurada

  • Inclinación de la cabeza.
  • Elevación del hombro.
  • Esternón desalineado.
  • Elevación o asimetría de los iliacos (huesos de la pelvis).
  • Ombligo rotado hacia uno de los lados.
  • Prominencia de un omoplato.
  • Gibosidad (abultamiento) de las costillas.
  • Curvaturas de la columna vertebral.
  • Posición antilógica (no es normal).

Escoliosis no estructurada

También llamada escoliosis funcional, es estructuralmente normal, sin rotación vertebral, ni asimetría del tronco, las alteraciones estructurales de partes blandas y óseas, están ausentes, conservan la anatomía y la función normal.

La escoliosis no estructurada también es llamada escoliosis funcionalEste tipo de escoliosis puede deberse a:

  • Mala postura habitual
  • Contractura muscular y dolor por lesión dolorosa de: la raíz nerviosa, vertebral y abdominal
  • Dismetría de extremidades inferiores (capacidad para medir distancias)
  • Acortamiento aparente de la extremidad inferior

Esta falsa escoliosis, no posee rotación vertebral:

  • No asocia alteraciones estructurales.
  • Ausencia de mal rotación de cuerpos vertebrales.
  • No es progresiva.

Síntomas de la escoliosis estructurada y no estructurada

  • No hay dolor, la escoliosis raramente presenta dolor, aunque parezca mentira, cuando llegare a existir puede ser generado por las desviaciones que comprimen la médula espinal, de las raíces nerviosas y contractura muscular.
  • Visible encorvamiento lateral de la columna vertebral, asociado a una rotación de las vértebras.
  • La rotación vertebral produce una gibosidad (abultamiento) costal, en el lado convexo a la curvatura.
  • Rigidez, perdida de movimiento en la columna vertebral.
  • Alteraciones respiratorias restrictiva, por la falta de movilidad las costillas pudiendo llegar a ser mortal en algunos casos, por la insuficiencia respiratoria.

Diagnóstico de la escoliosis estructurada y no estructurada

Un buen diagnóstico determinará el tratamiento correcto que deberá tener cada paciente. Para esto debemos realizar la exploración clínica y la exploración radiológica.

Exploración clínica

  • Se inicia por los miembros inferiores, observando por el poduscopio (aparato para el estudio de patologías de los pies).
  • Ver posibles diferencias de longitud en los miembros inferiores.
  • Palpar espinas y crestas iliacas.
  • Se examina la talla, simetría de las escápulas, perfil del cuello.
  • Medida y alineación del tronco.
  • Presencia de abultamientos.
  • Evaluar la movilidad del raquis (columna vertebral).

Exploración radiológica

  • Una radiografía a larga distancia en el raquis, incluida la pelvis, lateral y posteroanterior es básico para determinar cualquier posible deformidad, cuando hay dolor es importante observar la restricción de los movimientos de la columna vertebral.
  • Se recomienda también el uso de tomografías y resonancias magnéticas.

Tratamiento para escoliosis estructurada y no estructurada

Pueden existir  varias opciones de tratamiento, el objetivo fundamental es evitar la progresión de la enfermedad, teniendo en cuenta la cantidad de grados, la edad y estado físico.

Observación. Es la primera opción, cuando se determina la aparición de la enfermedad a temprana edad, ya que tiene un riesgo bajo. Se recomienda realizar ejercicios, así como la natación y revisiones médicas regulares para su control.

El corsé. Se recomienda su uso cuando la  curva S o C de la columna vertebral es de  25 a 40 grados y está en fase de crecimiento, su uso puede evitar que aumente la enfermedad.

La cirugía. Cuando las curvas son mayores de 40 grados  con un esqueleto maduro y que no ha respondido al corsé. La cirugía consiste en la colocación de tornillos, varillas, alambres, y los injertos de hueso, para ayudar al funcionamiento y reducir al mínimo la curvatura.

Tratamientos alternativos. Están teniendo resultados positivos. El uso de la quiropraxia (método terapéutico) con elementos naturales para corregir las curvaturas. La actividad se limita generalmente durante los primeros seis meses, y la curación completa puede llegar hasta dos años.

La presencia de desnivel en los hombros y las escápulas, así como la asimetría en el talle (cuerpo) son signos de sospecha de escoliosis, al desconocerse las cusas que la ocasionan, no se podrán prevenir, se debe acudir a revisión médica para determinar su existencia, y someterse al tratamiento correspondiente.