Natación para la escoliosis

Natación para la escoliosis
Califica este artículo

Este deporte es considerado uno de los ejercicios más beneficiosos para el tratamiento de las dolencias en la espalda. La natación para la escoliosis es un tratamiento que nos puede ayudar de manera significativa a disminuir el ángulo de curvatura de la columna vertebral, así como también aliviar las dolencias que esta enfermedad pueda causar.

La natación para la escoliosis es un tratamiento que nos puede ayudar de manera significativa

 

Gracias a los movimientos no discordantes de la natación y la poca presión que ejercen estos ejercicios sobre la columna vertebral, los especialistas recomiendan su práctica de manera frecuente. Algunas personas opinan que la natación puede hacer que aparezca la escoliosis, pero eso es falso.

Los ejercicios acuáticos ayudan a fortalecer y desarrollar la musculatura de la espalda. Además aumenta la tonicidad, mejorar el movimiento y el equilibrio, desarrollar el sistema cardio-pulmonar y la flexibilidad de nuestras articulaciones.

¿Qué es la natación terapéutica?

Debemos diferenciar la práctica de la natación a nivel deportivo, de la natación terapéutica. Esta última es recomendada por los traumatólogos y especialistas, como ejercicio para mejorar problemas de espalda como la escoliosis.

La natación terapéutica es especial para los niños y adolescentes con afecciones de la columna vertebral y escoliosis leve o grave. En principio podemos tomar esta terapia como una forma de disminuir los síntomas de la escoliosis y frenar la progresión de la misma, más no se considera un tratamiento para revertir la enfermedad.

Beneficios de la natación para la escoliosis

La natación para la escoliosis aporta numerosos beneficios, uno de los más importantes es el estiramiento de la columna vertebral. También ayuda a fortalecer los músculos de las piernas, brazos y espalda. Hay muchas razones por las que este deporte es bueno para la rehabilitación de pacientes con escoliosis:

  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Puede ser practicada por personas de todas las edades.
  • Se trabajan todas las partes del cuerpo.
  • El impacto sobre las estructuras corporales es mínimo.
  • Proporciona un acondicionamiento aeróbico.
  • Libera el estrés en las articulaciones.
  • Disminuye la presión sobre la columna vertebral.

Dificultades de la natación para la escoliosis

Como hemos indicado anteriormente la natación aporta numerosos beneficios para los pacientes con escoliosis, pero también puede ser un reto para alguno de ellos. Algunos movimientos pueden ser difíciles de practicar, esto de acuerdo al grado de escoliosis que tenga el paciente y  los músculos afectados por la enfermedad.

Pacientes con escoliosis grave poseen una capacidad pulmonar reducida, lo que dificulta la práctica de la natación. Los movimientos dentro del agua se pueden ver reducidos dependiendo de la gravedad del caso.

Algunos especialistas mandan tratamientos restrictivos que pueden dificultar la práctica de este deporte. Los aparatos ortopédicos por ejemplo, deben ser usados por largos períodos de tiempo, lo que significa una incomodidad para el paciente y la práctica de este deporte.

En cuanto a los pacientes que han sido sometidos a una cirugía correctiva, deben esperar un tiempo prudencial, indicado por su especialista para poder incorporarse a algún tratamiento de rehabilitación basado en la natación terapéutica.

Si los ejercicios no se realizan de forma correcta, la natación puede aumentar el dolor en la espalda. Existen factores que pueden aumentar el dolor.

Entrenamiento exagerado. Una práctica no monitoreada por un profesional y realizada de manera exagerada, puede incrementan los niveles de dolor en pacientes con escoliosis.

Insuficiencia o exceso de estiramiento. Un estiramiento no controlado puede causar lesiones y daños en los músculos de la espalda y cuello.

Nado inadecuado. Aplicar las técnicas de nado de forma incorrecta puede incrementar el dolor. Posturas incorrectas, movimientos y giros mal ejecutados, pueden ocasionar una lesión mayor.

Estilos de natación más aconsejados para la escoliosis

Los estilos de natación que mejor se adaptan para comenzar un proceso de rehabilitación, son los estilos crol y espalda.

Ambos ayudan a estirar la columna vertebral y aumentan la capacidad pulmonar, el estilo espalda es ideal para corregir una actitud cifótica.

Los estilos pecho y mariposa no son aconsejados para las apersonas con problemas en la espalda, el mariposa por ejemplo, produce hiperlordosis lumbar y lesiones a nivel de columna vertebral, esto debido a sus movimientos bruscos, no aconsejados en pacientes con escoliosis.

Existen dos tipos de ejercicios para el tratamiento de la escoliosis, tenemos los simétricos y los asimétricos.

Simétricos

Consiste en ejecutar una serie de ejercicios que se encargaran de corregir la asimetría ósea. Para curvaturas inferiores y superiores de grado similares, se suelen prescribir ejercicios simétricos. Algunos ejercicios simétricos para la escoliosis son:

Estilo espalda

Estos tipos de ejercicios se realizan flotando de espalda al agua, con los brazos y piernas extendidas.

  • Doble brazada de espalda.
  • Movimiento de piernas en posición de espalda, con brazos hacía atrás. Puedes usar una tabla si deseas.
  • Movimiento de brazos simultáneos extendidos con uso de pull boy.

ejercicios natacion escoliosisEstilo crol

Estos ejercicios se realizan flotando boca abajo en el agua, con movimiento de brazos y piernas de manera oscilante y por ciclos, rotando la cabeza fuera del agua para respirar.

  • Colocar las piernas en posición de crol y movimiento de brazos extendidos hacía adelante. El uso de la tabla es opcional.

Ejercicio en pareja

Se puede realizar de espalda o boca abajo al agua. Consiste en ponerse en parejas y uno de ellos tirará de las piernas de su compañero mientras este flota agarrado de los brazos de uno de los bordes de la piscina.

Con este ejercicio debemos lograr un máximo estiramiento corporal, pero controlado con un terapeuta para no causar ningún daño.

Asimétricos

Son aconsejados para pacientes que se encuentran en período de crecimiento, como en el caso de los niños y adolescentes. Algunos ejercicios asimétricos para la escoliosis son:

como nadar para escoliosisEstilo espalda para escoliosis dorsal

  • Nado de 3 brazadas con el brazo del lado de la concavidad y una brazada con el brazo del lado de la convexidad.
  • Movimiento de piernas en posición de espalda, el brazo del lado de la convexidad pegado al cuerpo y el brazo del lado de la concavidad extendido hacía atrás. Este estilo también se puede realizar de manera lateral.

Estilo espalda para escoliosis lumbar

  • Batir en posición de espalda la pierna de la concavidad, evitando mover la pierna de la convexidad.
  • Batir la pierna de la concavidad, evitando el movimiento de la pierna de la convexidad y sujetar una tabla con los brazos extendidos.

Estilo crol para escoliosis dorsal

  • Nado de crol con ambos brazos y respirando hacía la concavidad.
  • Nado con el brazo de la convexidad pegado al cuerpo y el de la concavidad con movimiento de crol.
  • Sujetar una tabla con el brazo de la concavidad extendido, dejando el brazo de la convexidad pegado al cuerpo y piernas con movimiento de crol.

Estilo de crol para escoliosis lumbar

  • Nadar crol moviendo el pie del lado de la concavidad, evitando mover la pierna de la convexidad.

Con ambos brazos extendidos hacía adelante, nadar crol sujetando una tabla moviendo la pierna de la concavidad, sin mover a pierna de la convexidad.