Pilates para la escoliosis

Pilates para la escoliosis
Califica este artículo

Los ejercicios de pilates para la escoliosis son una gran herramienta para el tratamiento de esta condición. Fisioterapeutas con experiencia recomiendan el pilates como una terapia beneficiosa para escoliosis leve, moderada y severa.

Pilates para la escoliosis

La escoliosis es un problema de asimetría, el pilates incluye tratamientos que pueden alinear la curvatura anormal de la columna vertebral. Este tratamiento incluye movimientos de rotación, proporcionando estabilidad en la base de la columna y fortaleciendo los músculos esqueléticos.

La desviación de la columna vertebral como la escoliosis, suele ser una afección progresiva y crónica. El pilates puede mejorar la actitud escoliótica, disminuyendo los dolores y el grado de curvatura, pero estos ejercicios no desaparecerán ni curarán del todo esta afección.

Beneficios del pilates para la escoliosis

Mediante una buena rutina de ejercicios y un entrenamiento efectivo, el pilates mejora de manera significativa la actitud escoliótica, a través del trabajo muscular. Existen muchos beneficios que el pilates nos puede proporcionar.

  • Tonifica y aumenta la fuerza muscular.
  • Estabiliza y aumenta la coordinación.
  • Aumenta el equilibrio y la flexibilidad en los músculos de la columna.
  • Ayudan a equilibrar el cuerpo y la mente.
  • Permite mayor fluidez en los movimientos corporales.
  • Permite tener una mejor calidad de vida.
  • Relaja y disminuye el estrés.
  • Desarrolla la bilateralidad.
  • Disminuye los dolores que pueda causar la postura escoliótica.
  • Reduce el ángulo de curvatura y disminuye la progresión de la afección.
  • Ayuda a mejorar nuestra condición cardiopulmonar.

Recomendaciones en la práctica de pilates para la escoliosis

Lo primero que debemos tomar en cuenta para comenzar una rutina de ejercicios para la escoliosis, sobre todo cuando se trata de ejercicios terapéuticos, es consultar con su médico. El especialista de acuerdo a su diagnóstico y evaluación, será el indicado para enviar cualquier tratamiento.

El pilates posee diferentes ejercicios posturales, no todos son recomendados para personas con escoliosis. Los ejercicios correctos pueden traer muchos beneficios, pero los ejercicios que no son apropiados para personas con escoliosis, pueden causar mucho dolor y molestias.

Advertir e informar al entrenador de pilates, la condición médica que posea. De acuerdo a esto el profesional será capaz de colocar la rutina de ejercicios que más le convenga para su salud.

Los ejercicios de pilates pueden ser realizados en la comodidad de su hogar, siempre y cuando haya recibido instrucciones previas de cómo realizarlos. Sólo necesitará una colchoneta, pero si la escoliosis es muy severa se recomienda realizar los ejercicios con la ayuda de alguien.

Se recomienda realizar los ejercicios de pilates para la escoliosis de forma regular. Lo mejor es  mantener una rutina diaria con ejercicio, tanto del lado cóncavo como del lado convexo de la espalda. Los ejercicios de ambos lados son importantes para mejorar la curvatura de la columna.

Los estiramientos se deben realizar cuidadosamente, para no lastimar ningún musculo. En cada intervalo de ejercicios debemos practicar nuestra respiración, inhalando y exhalando profundamente.

Ejercicios de pilates para la escoliosis

Existen numerosos ejercicios de pilates, no todos son recomendados para el tratamiento de la escoliosis. Aquí veremos 3 posturas que si le podrán ayudar a mejorar esta afección, como lo son: Superman, nadando/swimming y la brazada.

1.- Pilates para la Escoliosis: Superman

Beneficios del pilates para la escoliosis

Este ejercicio ayuda a estabilizar el tronco y a establecer un mejor control de nuestro cuerpo, no es un ejercicio original de pilates, pero se incorporó luego por los numerosos beneficios que aporta. Para realizar esta rutina debemos:

  • Colocar nuestras rodillas y manos en la colchoneta, en posición cuadrúpeda.
  • Colocar nuestra espalda alineada paralela al suelo, respetando la curvatura natural de la columna.
  • Mantener la estabilidad, los codos deben permanecer estirados.
  • No llevar la miranda al frente ni arriba, para así mantener nuestra espalda neutra.
  • Inhalar profundamente, exhalar y estirar hacía delante (no arriba, ni abajo), el brazo izquierdo y la pierna derecha, con la punta de los dedos hacía adelante y hacía atrás respectivamente.
  • Inhalar y colocarse nuevamente en posición cuadrúpeda. Exhalar y realizar el ejercicio, pero ahora con el brazo derecho y la pierna izquierda. Repetir de 10 a 15 veces.

Dentro de los beneficios del Superman tenemos: alivia los dolores de espalda, en escoliosis leve puede ayudar a corregir la alineación de la espalda, fortalece los músculos, mejora la estabilidad corporal y ayuda a percibir mejor la posición relativa de las partes corporales.

2.- Pilates para la Escoliosis: Nadando/Swimming

Ejercicios de pilates para la escoliosis

Este ejercicio lo realizamos acostados boca abajo. Aquí se trabajan los músculos del pecho, los flexores de la cadera y extensores de la columna. Lo que ayudará al alivio de los síntomas de la escoliosis. Para realizar esta rutina debemos:

  • Colocarnos boca abajo, manteniendo el cuerpo alargado y sin elevar los hombros.
  • Extender los brazos hacía adelante alejándolo de las orejas con las palmas de las manos hacía abajo.
  • Extender las piernas hacía atrás, separándolas de las caderas.
  • Sin apoyar las manos y piernas en el suelo y con la columna en posición neutral, mover brazos y piernas de manera alterna (brazo y pierna contraria) como si estuvieras chapoteando en el agua.
  • El movimiento se debe realizar de forma controlada y rápida, manteniendo el equilibrio.
  • Realizar inhalaciones y exhalaciones cada cinco tiempos, realizando de 2 a 3 repeticiones.
  • Por último descansar la zona lumbar, sentándonos suavemente sobre los talones.

Esta rutina de ejercicios ayuda a fortalecer la musculatura de la espalda, estabiliza nuestro tronco y mejora la coordinación de nuestros movimientos.

3.- Pilates para la Escoliosis: La brazada

Recomendaciones en la práctica de pilates para la escoliosis

Esta postura busca el equilibrio corporal y estirar los músculos que rodean la columna. Ayuda a aliviar los síntomas de la escoliosis. Para realizar esta rutina debemos:

  • Colocarnos boca abajo, con las piernas extendidas hacía atrás y separadas de tal forma que los dedos toquen los bordes laterales de la colchoneta.
  • Poner los brazos en posición inicial, flexionados con los codos y palmas de las manos en contacto con la colchoneta.
  • Dejar la espalda en posición neutral y los omóplatos en posición de estabilidad.
  • Inhalar y al exhalar extender los brazos hacía adelante y luego hacía atrás con movimiento lateral, sin flexionar los codos y con ambos brazos al mismo tiempo, hasta poner los brazos pegados a los lados del cuerpo.
  • Mantener la espalda recta y con el pecho levantado de la colchoneta, dejando los brazos estirados y pegados al cuerpo. Estar así durante 5 segundos.
  • Inhalamos nuevamente, exhalamos y repetimos el ejercicio de 5 a 8 veces de forma consecutiva.

La postura de la brazada nos ayuda a extender los músculos desde las cervicales hasta las lumbares, además de tonificar nuestra pelvis. Fortalece la flexión y la extensión de los elementos de la columna vertebral.