Vivir con escoliosis

Vivir con escoliosis
Califica este artículo

La escoliosis es una patología de la columna vertebral y es muy común en los niños de edad escolar. Vivir con escoliosis no es nada sencillo, pero deben saber que no están solos.

Vivir con escoliosis no es nada sencillo

Esta condición afecta entre el 2 – 4% de la población mundial. Solo en España hay cerca de un millón de personas que padecen de escoliosis y en Estados Unidos se han contabilizado 7 millones de personas.

No necesariamente es un problema de nacimiento, puede aparecer a cualquier edad, sin embargo la mayoría de los casos se diagnostican en la adolescencia.

El porcentaje aumenta en las personas de avanzada edad, 66% de la población mayores de 65 años padecen de algún tipo de escoliosis.

Las personas viven con escoliosis de manera distinta, muchos se dejan llevar por esta condición y otros tratan de sobrellevarla tratando de actuar normalmente sin interrumpir sus actividades diarias.

No debemos olvidar que la escoliosis tiene un componente emocional, no es simplemente una curvatura en la columna. Los pacientes suelen ser muy sensibles a los comentarios y observaciones al respecto. Recordarle la postura a una persona con escoliosis, puede ser muy desalentador.

Cómo afrontar la escoliosisLas personas bajo esta condición pueden concebir algunos de los siguientes traumas:

  • Sufren de depresión.
  • Toman una actitud negativa.
  • Pueden tener pensamientos suicidas.
  • Buscan consuelo en las sustancias narcóticas y el alcohol.
  • Tienen baja autoestima.

El paciente de escoliosis puede tener dolor constante, se siente incapacitado para realizar tareas que para otros puedan resultar sencillas. Sufren de estrés emocional y psicológico a diario.

¿Cómo afrontar la escoliosis?

Muchas personas no saben que padecen de escoliosis. Sienten alguna molestia en la espalda y acuden al médico en busca de un diagnóstico. Los médicos menos experimentados pueden confundir la escoliosis con lupus, artritis reumatoide y fibromialgia.

Una vez que se me ha diagnosticado correctamente la escoliosis, ¿qué hago?

Tómeselo con calma, investigue más acerca de esta condición. Siga consejos y experiencias de otros pacientes que llevan tiempo sobrellevando la escoliosis.

De ser posible encuentre un grupo de apoyo. Su médico puede recomendarle un grupo de pacientes para hablar de cómo es vivir con escoliosis.

En España se ha creado un grupo de personas relacionadas con la escoliosis en la red social Facebook donde puedes discutir sobre cualquier tema desde el uso del corsé, hasta como superar los estragos de esta condición.

También debe abrirse, conversar con sus amigos y familiares del como le está afectando el diagnóstico de la escoliosis.

¿Cómo saber si las curvas de la escoliosis mejorarán o empeorarán?

Mucho se ha investigado, también se han hecho estadísticas con poblaciones de pacientes y sin embargo no se ha podido predecir la progresión o regresión de la curva de la columna vertebral.

Cómo saber si las curvas de la escoliosis mejorarán o empeorarán

Pero se han encontrado ciertas evidencias que pueden dar lugar a una evolución de la condición, aunque solo es una tendencia y no es concluyente. Se muestran a continuación:

  • Las curvas torácicas ubicadas en la parte media y superior de la espalda, progresan más rápido que las curvas lumbares.
  • Mientras más pronunciadas sean las curvas, serán más propensas a progresar.
  • Las curvas que más progresan son las que tienen forma de S, inclinadas hacia el lado derecho en el tórax y en el lado izquierdo en la zona lumbar.
  • Si al paciente se le ha diagnosticado la escoliosis a temprana edad la probabilidad que la curva empeore es mayor. La etapa de crecimiento es la más delicada en el transcurso de la escoliosis.

Difícilmente puede haber una regresión de esta condición sin una intervención quirúrgica. Incluso la función del aparato ortopédico es detener el progreso de la curva, más no revertir los grados de la escoliosis.

El ejercicio físico y mantenerse activo es fundamental para el tratamiento de la escoliosis. Al igual que otros tratamientos convencionales como la fisioterapia, la natación, Pilates, etc, que se utilizan como refuerzos.

Pero no todo son malas noticias, si se han encontrado pocos casos muy excepcionales donde se ha evidenciado una pequeña reversión de la escoliosis sin haberse expuesto a cirugía.

¿Debo evitar actividades físicas por la escoliosis?

Todo lo contrario, las actividades físicas como el deporte resulta beneficioso para sobrellevar esta condición. Al menos que su médico le dé instrucciones contrarias, debes seguir participando en las actividades y deportes de bajo impacto.

Fortalecer los músculos de la espalda te ayudará a evitar el progreso de la escoliosis.

Sugerencias para vivir con escoliosis

Primero se debe hacer un análisis de sí mismo, saber qué posiciones  le hacen sentir cómodo e incómodo. Aquí trataremos de ayudarlo con algunas sugerencias para vivir con escoliosis el día a día.

Al momento de dormir: Observe de qué lado duerme frecuentemente y trate de hacerlo del lado opuesto. Determine si esta nueva posición comprime o relaja la columna vertebral.

Es importante tener un colchón de buena calidad, que sea firme (ni muy blando, ni muy duro) y sin ondulaciones.

Al sentarse: Siéntese normalmente como lo hace todo el tiempo, ahora observe que lado de la pelvis recibe más peso y hacia qué lado se inclina el cuerpo.

La distribución del peso sobre la pelvis depende de la naturaleza de la escoliosis. Los pies deben descansar en el suelo separados la misma distancia de la anchura de las caderas. Éstos reflejan la asimetría de la medula espinal.

Debo evitar actividades físicas por la escoliosisAl caminar: No recomendamos zapatos de tacón alto, porque es perjudicial para la columna vertebral, tampoco calzado de baja calidad.

Estudie bien como camina por la calle y sube escaleras, si una pierna es más rápida que a otra. Ahora trate de marchar con la misma velocidad, agilidad y fuerza en ambas piernas. El lado fuerte de la escoliosis enseña al más débil.

Al levantar peso: Si va de compras, evite llevar peso de lado. Se recomienda usar mochila en vez de bolso, para tener una mejor distribución del peso en ambos lados. Se sabe que los músculos del lado cóncavo son más débiles, pero igualmente el peso debe estar equilibrado en la espalda.

Realice ejercicios en el agua: Nada mejor para relajar los músculos de espalda que la natación. Los especialistas de la espalda recomienda los ejercicios en el agua para personas con problemas musculoesquelético y respiratorios.

Además la poca gravedad que se siente dentro del agua, evita la sobrecarga muscular mientras se fortalece la espalda. Se deben buscar ejercicios que mantengan la espalda recta.

Fortalecer los músculos de la espalda ayudará a estabilizar la columna vertebral y detiene la progresión de la escoliosis.